Arriate

Historia

Con una extensión de 8.32 km2, el Municipio de Arriate se encuentra en su totalidad en la depresión natural de Ronda, cerca de las cuencas terciarias de acumulación que jalona todo el surco intrabético, rosario de depresiones que se sitúan entre la subbética y la penibética, siendo esta zona rondeña la última que se encuentra en su sector occidental, su altitud no supera los 500 metros. Su Término Municipal alberga el sendero Arroyo de la Ventilla, siendo uno de los parajes más característicos y sobresalientes del Patrimonio Geológico y Natural de la Provincia de Málaga.

La primera evidencia documental de la existencia de Arriate data de 1570 en el Censo de Felipe II, aunque el origen de su nombre es árabe: «Arriadh» (Los Vergeles).

En el año 1630 la Villa de Arriate se segregó del Término Municipal de Ronda. En 1635 se reincorpora de nuevo a Ronda, siendo el 14 de febrero de 1661 mediante la escritura firmada en Madrid ante el escribano de Rey Felipe IV, D. Gabriel Rodríguez de las Cuevas, cuando Arriate consigue de nuevo su independencia pagando por ello trescientos cincuenta y dos mil setecientos treinta y nueve maravedíes.

Entre sus eventos culturales y religiosos más importantes está su Semana Santa, declarada fiesta de interés cultural de Andalucía y de singularidad turística provincial, así como su famosa Fiesta en el Aire, su Romería, el día de Partir la Vieja o los Tostones.

Monumentos

Entre los monumentos a destacar de esta localidad, encontramos la Iglesia de San Juan de Letrán situada en la Plaza de Juana Marín López, en la que predominan su carpintería mudéjar (obra de Francisco Hernández y de Andrés Valverde) y su torre-campanario, referencia clave del «paisaje urbanístico» de la localidad a pesar de su construcción reciente (septiembre de 1961).

Por otro lado, no podemos dejar atrás a la que antaño fue la Casa Solariega o Palacete de los Marqueses de Moctezuma y actualmente,  La «Residencia para Mayores «Glorieta de San José» que se encuentra ubicada en calle San José, 45, en un hermoso edificio totalmente remodelado y actualizado.

Y para disfrutar de una maravillosa vista panorámica de Arriate y de la ribera del río, tenemos el mirador de la Estacá y el mirador de la calle La Habana.

Cómo Llegar