Mollina

Historia

Mollina es un pueblo de la Málaga interior unido a la cultura del vino. Así lo atestiguan sus famosos vinos con denominación de origen, su paisaje agrícola salpicado de viñas y su animada Feria de la Vendimia.

Situado en la comarca de Antequera, este municipio posee además un hermoso entorno natural e interesantes yacimientos arqueológicos. Los amantes de la enología podrán combinar en este pueblo su pasión por el vino con visitas culturales y actividades en plena naturaleza.

Monumentos

En Mollina existen importantes vestigios de la era romana, como el Castellum de Santillán. Este enclave arqueológico está ubicado a cuatro kilómetros del casco urbano. En sus 1.400 metros cuadrados de extensión se distinguen construcciones de los siglos I al III. Corresponden a la vivienda de una familia de la clase dominante de la época y a un recinto amurallado.

Otro punto de interés histórico es el Mausoleo de la Capuchina, un monumento funerario que incluye una cripta y un piso superior para rendir culto a los difuntos. El yacimiento se localiza a siete kilómetros del pueblo, en la falda de la sierra de la Camorra.

De vuelta al núcleo urbano nos aguarda la Iglesia de Nuestra Señora de la Oliva. Fundada en el siglo XVII, tiene planta basilical y consta de tres naves separadas por arcos de medio punto. El templo fue saqueado en 1936 y llegó a ser utilizado como almacén de víveres.

Cerca de esta iglesia se emplaza el Convento de la Ascensión, también conocido como el Cortijo de la Villa. De este edificio del siglo XVIII destaca su puerta de estilo barroco, su patio con una capilla terminada en espadaña y un peculiar reloj de sol.

Cómo Llegar

Contacto

Formulario de Contacto