Ronda

Historia

Ernest Hemingway, Rainer María Rilke, Orson Welles, Juan Ramón Jiménez, Gerardo Diego, Alberti, García Lorca… La nómina de artistas e intelectuales que alabaron a Ronda a lo largo de la historia parece no tener fin. Pocos destinos en el mundo pueden presumir de la belleza natural, la riqueza y la singularidad de su patrimonio histórico cultural en el que su Conjunto Histórico Artístico fue declarado Bien de Interés Cultural en 1966.

Hablar de Ronda es hablar de recursos culturales, naturales y paisajísticos sin parangón, de enoturismo, oleo turismo y gastronomía, de hoteles con encanto, de Tauro turismo, de fiestas y eventos de todo tipo o de actividades deportivas y de ocio (senderismo, escalada, barranquismo, cicloturismo, espeleo turismo, etc.).

Monumentos

Es difícil enumerar la riqueza natural, arquitectónica y artística de Ronda, y más difícil aún destacar sólo algunos de sus monumentos. Aunque si algo existe en el imaginario colectivo como emblemas de esta ciudad es el Tajo y el Puente Nuevo que lo atraviesa, declarado monumento natural, construido en el siglo XVIII. Este puente de casi 100 metros de altura y sus grandes arcos de medio punto le dan a Ronda su foto más característica.

No tan famoso, pero igualmente bello es el Puente Viejo, de 1616. En sus inmediaciones encontramos el Arco de Felipe V y el Sillón del Moro, un banco de piedra escenario de leyendas andalusíes de princesas y reyes.

El patrimonio arquitectónico de Ronda es un extenso museo al aire libre de multitud de estilos y corrientes artísticas. El Palacio de Mondragón, construido en el siglo XIV y sede del Museo de Ronda, el Palacio del Marqués de Salvatierra o la Casa de San Juan Bosco, de estilo modernista muestran cómo los diferentes estilos se combinan y dialogan a pocos metros de distancia. De la herencia árabe destacan la Casa del Gigante y el Palacio del Rey Moro, desde el que una imponente escalera tallada en roca en sus jardines conduce al río.

Las edificaciones religiosas aportan también a Ronda alta singularidad. La iglesia de Santa María la Mayor, la iglesia de la Caridad y el convento de Santa Isabel de los Ángeles, o la iglesia del Espíritu Santo y el convento de Santo Domingo, construidos por los Reyes Católicos, son algunos de los monumentos que no puedes perderte.

Puedes continuar la visita al templo de la patrona, el Santuario de la Virgen de la Paz, descubriendo los imponentes retablos de la iglesia de Santa Cecilia o los conventos de la Madre de Dios y de San Francisco. También merecen especial atención la iglesia del Padre Jesús o el templete de la Virgen de los Dolores. Por último, una sorpresa para los más devotos: en la iglesia de la Merced se encuentra la mano incorrupta de Santa Teresa.

Ronda es una ciudad que soporta el peso de siglos y civilizaciones conserva vestigios de casi todas ellas. Como la romana, que nos dejó el interesantísimo teatro de Acinipo, que conserva todas las áreas funcionales de un teatro romano, o la andalusí, con los Baños Árabes mejor conservados de España y la Puerta de Almocábar.

Vengas durante las fiestas o no, no puedes irte de Ronda sin visitar su dieciochesca y monumental Plaza de Toros y el Museo de la Real Maestranza de Caballería de Ronda.

Ronda cuenta además con una interesante propuesta museística que ofrece una interesante mirada histórica y artística sobre la ciudad. Algunos de los más destacados son el Museo Municipal de Ronda, el Museo de antigüedades Lara o el Museo dedicado al pintor de origen rondeño Joaquín Peinado, situado en el Palacio de los Marqueses de Moctezuma.

Cómo Llegar

Contacto

Formulario de Contacto