Málaga

Historia

Fundada   por   los fenicios en   el   siglo VIII a. C.,   lo que la ha convertido en una de las ciudades más antiguas de Europa, Málaga es una ciudad totalmente cosmopolita contando con   más   de   100   nacionalidades   diferentes  dentro   de   su   ciudadanía.  Con una población de 578.460 habitantes, es la ciudad costera más grande y con más habitantes del sur del país y tiene el título de «Muy Hospitalaria» por la noble y abnegada conducta del pueblo malagueño.

Cuenta con importantes infraestructuras de comunicaciones con el resto de España a través de la línea de tren de alta velocidad y de los accesos por carretera. El Aeropuerto de Málaga es uno de los aeropuertos más importantes en llegada de viajeros de España y Europa, alcanzando en 2019 los 19,8 millones de viajeros. El 85% del tráfico de llegadas al aeropuerto tienen como origen mercados internacionales, conectando con 129 destinos a través de 241 rutas. El Puerto de Málaga se ha convertido en el quinto puerto de cruceros de España y el segundo de la Península, con 476.085 pasajeros de cruceros y 278 cruceros en 2019.

La economía del municipio de Málaga se apoya fundamentalmente en el sector servicios, que representa más de tres cuartas partes de su tejido productivo siendo el turismo, la hostelería y la gastronomía, sus motores principales. En la actualidad, es reconocida como una de las ciudades de mayor calidad de vida de Europa y su visión está comprometida con el mandato de la UNESCO y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Monumentos

Más de 3.000 años de historia contemplan la ciudad de Málaga, desde sus orígenes fenicios hasta la hermosa ciudad amable y cosmopolita que enamora a turistas de todas partes del mundo.  Málaga apostó hace años por la cultura y hoy es un modelo de referencia y una de las ciudades más dinámicas de Europa.

La oferta cultural de Málaga se ha incrementado notablemente en los últimos años con una importante inversión en equipamientos museísticos y culturales. Uno de los aspectos determinantes en los que se sustenta esta apuesta por la dinamización cultural y la conservación del patrimonio es la revitalización del Centro Histórico. El legado patrimonial histórico de la ciudad, con monumentos como la Alcazaba, el Teatro Romano, el Castillo de Gibralfaro y la Catedral, se ha enriquecido con una gran variedad de museos y centros expositivos.

Málaga se ha convertido en una auténtica Ciudad de Museos, con un total de 40 espacios expositivos, entre los que se encuentran el Museo Picasso Málaga, el Centre Pompidou Málaga, el Centro de Arte Contemporáneo de Málaga, el Museo Carmen Thyssen Málaga, el Museo de Málaga o la Colección del Museo Ruso de San Petersburgo Málaga, entre otros, lo que la convierten en una de las ciudades con mayor densidad de museos en su casco antiguo.

Así, en pleno casco histórico de la ciudad encontramos el Museo del Vino Málaga, una de las áreas de exhibición que ponen  en valor el Consejo Regulador de las Denominaciones de   Origen   “Málaga”, “Sierras   de   Málaga”  y “Pasas   de   Málaga”, que   tiene   por   objeto difundir y promover estas denominaciones.

Además, Málaga cuenta con un patrimonio natural de una gran riqueza medioambiental. El paraje natural de la Desembocadura del Guadalhorce, localizado dentro de una isla de 122 hectáreas delimitada por los brazos del río en su tramo final, es lugar de paso para cientos de especies migratorias y destaca por su gran valor ecológico. Por su parte, el Parque Natural de los Montes de Málaga tiene una superficie de 4.996 hectáreas, en las que podemos encontrar más de 230 especies vegetales y más de 160 vertebrados.

 

Gastronomía

Un   crisol   de   culturas   forjan   la   identidad   gastronómica   de   Málaga:   mestizaje   y universalidad definen a la cocina malagueña. Fundada por los fenicios hace tres mil años, éstos dejan el testimonio de su presencia en los salazones de pescado: anchoas, garum y mojama, así como el vino a los que se debe la técnica del asoleo para elaborar vinos y pasas.

Del mundo grecorromano Málaga recibe sus aportaciones de panificación, vid, olivo, la cocina del pescado con el uso sistemático del aceite de oliva a ella asociado, y la seña de identidad del espeto de  sardinas.

La   presencia   del   Islam   durante   ocho   siglos   en   nuestra   ciudad   nos   dejarán   lo   que caracteriza a la cultura andalusí: la miel de abeja, miel de caña, uvas, pasas, arropes y siropes; así como una cocina llena de aromas que identifican la culinaria de Al-Andalus  a través   de   la   condimentación   con   semillas   y   especias   venidas   de   oriente   y   ya   aquí producidas: ajonjolí, matalahúva, canela y clavo. El saber hacer local ha conseguido que todas estas  prácticas culinarias tradicionales hayan sobrevivido al avance industrial y tecnológico.

Málaga dispone de un sector gastronómico ciertamente relevante y variado, cabe afirmar que Málaga posee una decena de estrellas Michelín entre la capital y su ámbito de influencia: José Carlos García, Dani García, Messina, El Lago, Bardal, Skina, Sollo, esta última   “Estrella   Verde”   por   su   apuesta   por   la   sostenibilidad….   Este   deslumbrante estrellato   convive   con   “mesones,   tascas,   bares   y   tabernas”   del   centro   y   de   los establecimientos   de   todos   los   barrios   donde   muchas   veces   se   conserva   la   cultura gastronómica más local propiamente dicha.

 

Festividades

La Feria de Málaga o la Semana Santa son dos de las festividades más relevantes de Málaga, pero el calendario de fiestas de una ciudad multicultural como ésta está repleto de citas indispensables como los Carnavales, la Virgen del Carmen, San Ciriaco y Santa Paula -patronos de la ciudad-, San Juan o el Festival de Cine de Málaga, entre otras. 

Además, en los últimos años y gracias al esfuerzo de la ciudad para apoyar la gastronomía local se organizan un gran número de actividades en torno a los productos locales y su cocina, destacando:

La Feria Sabor a Málaga,  que se celebra anualmente en el mes de diciembre y en la que participan más de un centenar de empresas, un total de 44 municipios y más de 90 productores y que congregó en la última edición a más de 38.000 personas.

Málaga Gastronomy Festival, se trata de un festival que se celebra anualmente en torno al mes de junio y   propone un   nuevo   concepto   de   turismo   gastronómico basado   en   acciones culturales y de ocio, dirigido a turistas con perfil foodie, residentes extranjeros y público malagueño.

Junto a ello, existen infinidad de ferias y eventos ya consolidados como el Concurso de Vinos, el de Aceites, el de Quesos de Cabra, el de Cocina del Chivo Lechal Malagueño, e infinidad de rutas y jornadas gastronómicas de tapas y de cuchara y una Ruta del Vino certificada por ACEVIN (la Ruta del Vino de Ronda y Málaga).

 

Cómo Llegar

Contacto

Formulario de Contacto